Andadores para Ancianos

Andadores para ancianos y personas mayores

Elegir el mejor andador para ancianos requiere seguir una serie de pautas y consejos que facilitaran que la compra sea todo un acierto. Descubre todos los tipos de andadores para ancianos y escoge el que mejor se adapte a sus necesidades. Para el hogar o para espacios al aire libre. Para ofrecer una mayor estabilidad o de una mayor flexibilidad para moverse.

Todas las dudas sobre los andadores para ancianos

Cuándo usar andador

Primero el uso de los andadores para ancianos va a permitir volver a recuperar la movilidad e independencia tanto dentro del hogar como fuera. En aquellos casos en los que la persona mayor se vea impedida o con escasa capacidad de movimiento.

 

Segundo el uso de andadores para ancianos va a permitir alargar los paseos y tener la posibilidad de descansar. Concretamente para la gente mayor que sufra de fatiga o cansancio en sus desplazamientos diarios por la calle necesita un andador. Por una parte los andadores con asiento le van a permitir descansar en cualquier momento. A su vez los andadores con cesta facilitan tareas y rutinas diarias. Un ejemplo es llevar la compra de una forma más cómoda.

 

Las personas de la tercera edad que padezcan de una disminución de movilidad en el hogar necesitan un andador para ancianos. Por esto mismo adquieren una mayor seguridad disminuyendo la posibilidad de caídas. Consecuentemente les permitirá recuperar la independencia para moverse por casa. Incluso en los casos más extremos se puede disponerse de andadores con apoyo en la parte superior del cuerpo.

 

Qué andadores para ancianos comprar

Analiza las necesidades de la persona mayor que lo va a utilizar. Después dentro de toda la oferta de andadores para ancianos disponibles que se va a encontrar tendrá que elegir aquél que se adapte mejor a sus necesidades.

 

Sí es un andador de interior se recomienda que sea estrecho para traspasar puertas y pasillos. Por ejemplo aquellos andadores de aluminio son más fáciles de manejar y requieren menor fuerza. Por otro lado para que no ocupe espacio en ningún habitación hay que tener en cuenta que sea un andador plegable.

 

Sí  es un andador de exterior se recomienda elegir un andador con asiento y bandejas. Las ruedas anchas de aire proporcionan mayor comodidad ante irregularidades en el camino. Cuando el adulto posea de fuerza en las manos, los andadores con frenos son un elemento de seguridad muy importante. El material de las empuñaduras puede producir rozaduras y heridas en la piel. En estos casos se aconseja el uso de empuñaduras blandas, anatómicas y antideslizantes.

 

Cómo elegir un andador para ancianos

El proceso de elegir el andador para ancianos perfecto puede resultar complicado. Así que para facilitarte la tarea te damos a conocer los tipos de andadores más buscados y sus características. Más adelante te presentamos un descripción, ventajas y desventajas de cada tipo de andadores para mayores de edad.

 

Tipos de andadores para ancianos

Los tipos de andadores para personas de la tercera edad se pueden clasificar según distintos parámetros. El número de ruedas es el más común de todos ellos.

Andadores para ancianos fijos o sin ruedas

Los andadores para ancianos fijos o sin ruedas son la mejor opción para asistir por el hogar o domicilio. En este lugar están especialmente indicados como un apoyo alternativo o para procesos de rehabilitación. Consecuentemente requieren que las superficies sean planas y no tenga irregularidades en el camino. De esta manera el adulto mayor se pueda manejar sin dificultad.

 

Estos andadores de interior otorgan al anciano con problemas de movimiento de una mayor seguridad y estabilidad.  Asimismo ayudan para realizar movimientos de levantarse y/o sentarse y desplazamientos cortos por su vivienda. El andador sin ruedas está también indicado para personas que pasan por un periodo de rehabilitación. Incluso para los que necesitan una ayuda temporal suplementaria para comenzar a andar de nuevo. Se aconseja utilizar en presencia de un supervisor.

 

Al ser indicados para el hogar o para espacios interiores las características más importantes a tener en cuenta es que sean  andadores estrechos. Estos permiten el acceso a través de puertas y espacios pequeños. Los andadores de aluminio son ligeros para no cansar al anciano, regulables en altura y plegables.

Andadores de dos ruedas

Los andadores para ancianos de 2 ruedas son la combinación perfecta entre desplazamientos cortos por interiores y exteriores. Especialmente a tener en cuenta que la superficie sea plana y sin irregularidades. Así el anciano no tiene problema al arrastrar los tacos de las patas traseras.

Al ser indicados para ambos espacios se recomienda que sean ligeros. Esta es una característica ventajosa si el anciano se cansa con facilidad. También lo es que dispongan de asiento. Que sean estrechos pese a las ruedas delanteras y que ofrezcan la posibilidad de plegables.

Andadores de tres ruedas

Los andadores para ancianos de 3 ruedas son los menos comunes. En cambio ofrecen las ventajas de los andadores de 2 ruedas combinadas con las ventajas de los andadores de 4 ruedas. Por un lado los andadores de 3 ruedas mantienen el diseño estrecho de los andadores de 2 ruedas y la posibilidad de plegarse. Esto los hace adecuados para el hogar. Por otra parte sus 3 ruedas permiten la posibilidad de desplazamientos por superficies irregulares.

A menudo nos encontramos con andadores de acero. Asimismo suelen incorporar accesorios como cestas y bandejas para los desplazamientos como andadores de exterior.

Andadores de cuatro ruedas o rollator

 Los andadores para ancianos de 4 ruedas son la elección idónea para desplazamientos por espacios exteriores con superficies irregulares. Estos andadores para ancianos le dotan de una mayor independencia y flexibilidad para moverse. En cambio no se aconsejan si se tienen grandes problemas de equilibrio.

La gran mayoría de los andadores para ancianos tienen frenos para la seguridad del mayor Los dos tipos de frenos que existen son los frenos de presión.  Es este caso éstos actúan simplemente dejando caer el peso propio del anciano. Los otros son frenos en los mangos que no están recomendados para personas mayores con poca fuerza en las manos. A su vez algunos ofrecen la posición de parking al bloquear las cuatro ruedas.

Se pueden encontrar andadores en aluminio y acero. Ofrecen multitud de accesorios como asientos, bandejas y cestas para facilitar los desplazamientos por espacios abiertos. Algunos modelos pueden incluso ser plegables o andadores antivuelco.

Accesorios para andadores

Los accesorios de los andadores para ancianos complementan la función principal del andador de 3 o 4 ruedas con funciones secundarias. Estas van a hacer el día a día del anciano mucho más fácil. Según el uso que se le vaya a dar al andador o taca taca se recomiendan que incorpore los siguientes accesorios.

Cestas y bandejas para andadores

Cestas y bandejas cuando el anciano use el andador como medio de transporte fuera del hogar. Así le permite transportar objetos personales o la compra, de esta forma el andador de ruedas sirve como medio de carga para dotar al anciano de mayor autonomía.

Cojines y asientos para andadores

Cojines y asientos cuando el anciano tenga problemas físico de cansancio o fatiga. La incorporación de un asiento al andador no solamente es a tener en cuenta para desplazamientos largos fuera del hogar en andadores de 3 o 4 ruedas. Sino también para personas mayores que lo requieran dentro del hogar o residencia. Algunos andadores de 2 ruedas también disponen de asiento para dar más seguridad al anciano en caso de fatiga.

Ruedas para andadores

Ruedas y tacos de goma son piezas sometidas a fricción que se desgastan con frecuencia. Su deterioro puede ser peligroso para la seguridad de persona mayor. Por ello se aconseja revisarlos con frecuencia. Existen kits de dos ruedas traseras adaptables a andadores de ancianos.

Dónde comprar un andador para ancianos

Te recomendamos consultar con un especialista e informarte lo máximo posible. Si tienes claro el tipo de andador para ancianos necesitas. Por ejemplo desde nuestro catálogo a productos de Amazon encontrarás la mayor oferta de andadores baratos en la web. Comprar un andador de Amazon en la web es un proceso sencillo y rápido. Por ejemplo te permite recibir tu pedido en casa y devolverlo gratis sin ningún compromiso.

Qué son los andadores ortopédicos

Los andadores ortopédicos es el nombre genérico con el que se conoce a los andadores para ancianos. Principalmente tienen como función la mantener la comodidad, seguridad y confianza de la gente mayor. Estos van a aportar una mayor estabilidad que bastones y muletas. Si estas interesado en adquirir un andador ortopédico, visita el catálogo de andadores para ancianos en la parte superior.

Consejos de utilización

Cómo utilizar un andador fijo

Cuando se trate de un andador fijo o sin ruedas. Normalmente es una de las piernas la que esta lesionada o tiene una movilidad reducida.

En el caso de avanzar se aconseja situar el andador fijo apoyado en el suelo a la distancia frontal de un paso. Luego mover primero la pierna sana o con mayor movilidad y seguida por la pierna de movilidad más reducida. De esta forma que se vaya situando ligeramente por delante de la otra, y así sucesivamente.

Para subir un peldaño. Primero situar el andador fijo en la parte alta con las patas apoyadas. Después subir primero la pierna con problemas apoyándonos en la silla. Finalmente a la hora de utilizar la pierna con movilidad reducida echar todo el peso en el manillar del andador.

Para bajar un peldaño. Primero situar el andador fijo en la parta baja con las patas apoyadas. Después adelantar la pierna con problemas apoyándonos en el andador y más tarde la buena.

Atención si se trata de escalones con ancho menor que el del andador para ancianos. En estos casos se recomienda el uso de bastón junto con la barandilla como apoyos siempre bajo la supervisión de un cuidador.

En el caso de sentarse. Primero situarse lo más cerca posible de la silla sin soltar el andador. Extender una mano hasta alcanzar un reposadero de la silla y comenzar a reclinarse con la pierna con problemas en posición recta. Alcanzar los dos repasadores de la silla y dejarse caer con cuidado.

Si quieres saber más sobre tipos de sillas de ruedas para personas mayores, encontrarás toda la información en nuestra página.